........

IGLESIA
NUESTRA SEÑORA DE LOS DOLORES
VIÑA DEL MAR

* Nuevos documentos agregados en julio 2017 en última sección de ésta investigación




PARROQUIA NUESTRA SEÑORA DE LOS DOLORES

La primera capilla que hubo en la localidad se construyó por decisión de Dolores Pérez de Álvarez, quien fue dueña de las haciendas “Siete Hermanas” (desde el estero Marga Marga hasta Barón) y “Viña de la Mar” (desde el estero hasta Reñaca), quien “la fundó, edificó y dotó a sus expensas, a la memoria de su finado esposo don Francisco Álvarez”.

Las obras se iniciaron en enero de 1871 y se decidió que la capilla estaría dedicada “al Salvador del Mundo bajo la advocación de la Santísima Virgen María de los Dolores y del Bienaventurado San Francisco de Asís”.

La iglesia no dependió del curato de Valparaíso, sino quedó bajo la jurisdicción de la parroquia de Casablanca, situación que buscó solucionar el gobernador eclesiástico de Valparaíso don Mariano Casanova ante don José Francisco Vergara y la Municipalidad de Viña del Mar, creada 3 semanas antes, con un decreto del 15 de mayo de 1879:

“Entregar la capilla edificada en la hacienda Viña del Mar a la autoridad eclesiástica, para que sea destinada a la erección de parroquia o vice parroquia... Ceder dos mil metros de terreno contiguo y que sirva para construir las habitaciones del párroco... Ceder cinco mil metros de terreno entre la población de Viña del Mar y El Salto para que sirva de cementerio”. (“Crónicas Viñamarinas”, Benjamín Vicuña Mackenna, 1931)

La capilla referida por el auto municipal era la iglesia de Dolores, que todavía estaba inconclusa, y que por urgencia en su construcción se nombró al presbítero don Adolfo Vargas con fecha 3 de octubre de 1879, siendo reemplazado por el presbítero don Eliseo Lisboa el 24 de diciembre de 1881.

El 3 de enero de 1882 la parroquia de Viña del Mar se erigió como iglesia pública en honor a Nuestra Señora de los Dolores, “por disposición testamentaria de doña Dolores Pérez de Alvarez”, y atendería a los fieles de Viña del Mar, Concón, el Salto, Quilpué y Peñablanca. Y el 10 de abril de este año se dicta “el auto de creación de la Parroquia de Viña del Mar” bajo don Joaquín Larraín Gandarillas, “Obispo de Martyrópolis in partibus in fidelium y Vicario Capitular de la Arquidiócesis de Santiago...”:

“... Se procede a erigir la parroquia que desde tiempo atrás se proyecta en aquellos parajes,... que en honra de Nuestra Señora de los Dolores, se ha fabricado en Viña del Mar y que fue destinada al culto divino..., con las casas que se ha construído junto a esta iglesia para habitación de los sacerdotes que le sirvieran y con terreno para cementerio parroquial... Esta parroquia tendrá por límites: por el norte, la ribera sur del río Aconcagua, desde su desembocadura en el mar hasta... la quebrada del Peral; por el oriente, desde la puntilla del Peral, por los limites de las haciendas de Limache, Moscoso, Molles y Pequén, que las separan las hijuelas de los Valencia de Quilpué, y por los limites de la hacienda Las Palmas, hasta el camino del Rodelillo; por el poniente queda limitada por el mar... el nuevo curato deslindará por el rio Aconcagua, con la parroquia de Puchuncaví, y por zanjas y cercas de las de Quillota, Limache y Casablanca... Ordenamos que sea tenida por iglesia parroquial en la cual debe conservarse la Santa Eucaristía y haber bautisterio y pila bautismal, campanario con campanas... abrir libros parroquiales, adquirir los vasos y paramentos sagrados y lo demás necesario para el ejercicio del ministerio parroquial. Mandamos por tanto a los curas para su manutención y sustentación... contribuyan los feligreses del dicho curato con los emolumentos y derechos debidos por estatutos, leyes, usos y costumbres, debiendo pagar también la primicia de los frutos de la tierra que corresponden a los párrocos del Arzobispado... y asignamos también quinientos pesos anulaes que tiene ofrecidos el Supremo Gobierno...” (“Crónicas Viñamarinas”, Benjamín Vicuña Mackenna, 1931).

La primera iglesia fue diseñada por el arquitecto italiano Eusebio Chelli, construída en cal, ladrillo y pilastras de fierro fundido. Esta iglesia poseía tres naves, en su fachada sobresalían columnas y tenía dos torres circulares a ambos lados del tímpano, en un estilo neoclásico, la que quedó muy dañada con el terremoto del 16 de agosto de 1906 y debió ser demolida.

Posteriormente se construyó un nuevo templo, que fue diseñado por el arquitecto Emilio Jecquier, una iglesia de estilo neorrománico con elementos neogóticos, inaugurada el 28 de febrero de 1912 y que existe actualmente. Jecquier también participó en la construcción de la Estación Mapocho, el Museo de Bellas Artes, el Palacio de los Tribunales y la Bolsa de Comercio.

La Iglesia tiene tres naves, es de cemento armado y fierro, y sus murallas tienen 40 cms. de espesor. Posee una torre cuadricular con dos torres menores adjuntas, una cúpula octogonal con tres ventanas en cada uno de sus lados y un techo en cruz con refuerzos de madera tallada en su interior. La puerta principal de ingreso tiene gradas de piedra y un pórtico central decorado en mosaico que representa a Nuestra Señora de los Dolores.

La nave central está separada de las naves laterales por 14 columnas con capiteles que forman arcos de medio punto y sobre cada uno de estos hay dos ventanas con vitrales.

El altar mayor es de madera de roble americano barnizado con incrustaciones de bronce, con un cristo crucificado al centro acompañado por tallados del Sagrado Corazón de Jesús, de la Virgen de los Dolores, del Sacrificio de Melquisedec y de la Presentación del Niño Jesús al Templo. El Sagrario es de bronce con puertas de dos hojas. El altar postconciliar tiene en el frente un bajorrelieve de madera tallada que representa la Ultima Cena.

En la parroquia hay numerosos vitrales de origen bávaro que fueron donados por las familias más conocidas de la ciudad, típico ejemplo de la sociedad viñamarina de principios del siglo XX. Por ejemplo, el dedicado a San Francisco, pertenece al antiguo propietario de las haciendas de la ciudad, Francisco Alvarez; y el de San Pedro, es en recuerdo al Presidente Pedro Montt.

El terremoto de 1985 destruyó su torre, cuya reconstrucción la dejó de menor tamaño; y el terremoto de 2010 llevó a efectuar reparaciones generales hasta 2012.

(ADAPTACION DE www.parroquiadevina.cl, “Crónicas Viñamarinas”, Benjamín Vicuña Mackenna, 1931; y Municipalidad de Viña del Mar: “Programa de Educación Patrimonial” y “Viña del Mar, Una Mirada Historica Turistica y Patrimonial”, 2008)


UBICACION: Plaza Parroquia, en calles Alvarez con Grove, frente a la estación Viña del Mar del ferrocarril.







































Parroquia de Viña, 1913, Album de Viña del Mar (foto Biblioteca Nacional, www.memoriachilena.cl)

Viña del Mar, parroquia y Plaza Sucre, 1960 (foto tarjeta postal de Coda y Cía.)

Parroquia de Viña del Mar (foto www.parroquiadevina.cl)



















 


 


 








 


















 




 




 




 


 












 














 


 




 


 




 








 




FOTOGRAFIIAS DE WFL, 2008 Y 2012

Santuario Las Palmas de El Salto, Palacio Vergara y Palacio Rioja (FOTOS DE mi madre Reina Liebsch Tapia, 2010)






Viña del Mar, atardecer y noche (FOTOS DE mi sobrina arquitecta Verónica Nicole Arrieta Foral, 2006 Y 2008)




La Parroquia de Viña, dibujo de Lukas



IGLESIA NUESTRA SEÑORA DE LOS DOLORES
(fotografías de WFL, 28 dic. 2015)





La palma chilena en la Plaza Parroquia



(Revista "En Viaje" de FF.CC. del E., N.71, sep. 1939)

(Revista "En Viaje" de FF.CC. del E., N.289, nov. 1957)

CONSECUENCIAS DEL TERREMOTO DEL 3 DE MARZO DE 1985
(Diario "El Mercurio" de Valparaíso, 8 de mayo de 1985)

(Revista "Sucesos" de Valparaíso, N.495, 29 feb 1912)

("Viña del Mar, Aniversario 128º", suplemento, diario "El Mercurio" de Valparaíso)