........

PRESENTACION

Con el interés de legar a futuro la historia de nuestras iglesias católicas antiguas, a veces perdidas y dejadas de lado, y otras utilizadas de forma oportunista y hasta por sus propios enemigos, profanando sus orígenes, ésta investigación ha sido hecha seria y profesionalmente, no queriendo mezclar otras ideas más que la propia historia de la Iglesia Católica de Chile. Sin embargo, he tenido que romper el esquema de la investigación, por la razón de la justa razón, a la par de las propias enseñanzas cristianas bíblicas, para denunciar como católico tradicionalista, los vergonzosos hechos que ocurren hoy en día en la curia y en su entorno.

Además, es necesario mostrar los ataques vandálicos que han ocurrido en algunas de nuestras iglesias a manos de fanáticos religiosos evangélicos, dementes varios y el siempre odioso y enfermizo anarquismo marxista, que desde los años 90 se enmascara bajo la faz mapuche para aterrorizar a la ciudadanía de la región de La Araucanía, poniendo una vez más en evidencia, la "táctica de doble cara", mientras unos "actúan como ovejas" con su anacrónica propaganda, los demás insisten en el nulo respeto a lo humano y lo divino, así como lo hicieron sus camaradas durante la Guerra Civil española 1936 - 1939 con la quema de iglesias y conventos, y el asesinato de miles de religiosos.

Es la necesidad de denunciar al enemigo de siempre, que se encuentra desde dentro destruyendo los principios de Dios - Patria - Familia. Y que los ataques que destruyeron cinco iglesias católicas en la zona araucana entre marzo - abril del 2016, son el vivo ejemplo de estos seres anarquistas, en espera de más acciones criminales debido a sus amenazas y a la nula mano dura de parte del Gobierno.

Esta criminal acción vandálica e irracional marxista, se vio coronada con el asalto a la iglesia Gratitud Nacional de la Alameda en Santiago el 8 de junio de 2016, cuando extremistas profanaron arrancando la bella imagen tamaño natural de Cristo y la llevaron a la vía pública para destruirla. Cual reflejo de la enfermedad mental y espiritual de generaciones de jóvenes críados y transformados por las políticas libertinas globales promulgadas desde 1991 en estos más de 20 años de Gobierno "democrático".

En esta investigación como metodología de estudio se han consultado más de una referencia para relatar la historia de estas iglesias, comparando minuciosamente los datos, ya que quizá, descuidadamente, o por la ignorancia hasta ortográfica de algunos, varias fuentes difieren unas de otras, hasta el punto de ser verdaderamente vergonzosas, cuando los relatos son de entidades públicas como municipalidades, o eclesiales como parroquias y congregaciones.

Y es necesario mencionar, la completa ignorancia de algunos párrocos, como el de la iglesia San Vicente de Paul de Playa Ancha, Valparaíso, que aunque respondió a mi e-mail, indicó que "desconocía la historia de la iglesia". ¿Puede un director de colegio desconocer la historia de su colegio? ¿Puede un capitán de la Armada desconocer la historia de su barco? ¿O un rector desconocer la historia de su universidad? Es verdaderamente alarmante el hecho.

Por otra parte, ha sido desafortunado no haber obtenido fotografías del interior de algunas iglesias, por disponibilidad de tiempo y por la mala voluntad de algunas personas.

Debido a mi padre austriaco Peter Foral Imhof von Geisslinghof, quien era pintor y restaurador de arte, corrió en mí el interés por el arte antiguo, y aunque habiendo nacido en una familia católica, el interés en las iglesias católicas chienas sólo nace luego de mi viaje por Parinacota en 1993 y 1994, en éste úlitmo año, para el 3 de noviembre durante el eclipse total de sol, época en que obtuve las primeras fotografías de dos de los templos antiguos del altiplano: Putre y Parinacota.

Encontrándome ya en Viena, Austria, desde 1995, para mi viajes a Chile, al norte en 1998, y al sur, Santiago y Valparaíso en 1999, logré encaminarme por ésta investigación con la segunda colección de fotografías.

El 2002 logré imprimir mi primer trabajo sobre estas iglesias con la primera colección de fotografías, el que regale a mi madre Reina Liebsch Tapia para su cumpleaños, como forma de agradecer, y aún hasta hoy, su constante apoyo en mis viajes a Chile y en la realización de esta investigación.

Luego el 2008, 2009 y 2012, la investigación alcanzó, Gracias a Dios, Arica, Iquique, Tocopilla, Antofagasta, los valles de Copiapó y del Huasco, la Pampa del Tamarugal, el Valle de Elqui, Andacollo, La Serena, Coquimbo, el Valle de Aconcagua, el Valle de Limache, Rancagua, el Valle del Cachapoal y otras iglesias de Valparaíso, Viña del Mar y Santiago, lo que dió forma ya a este trabajo.

Fue entre el 15 de agosto y 5 de octubre de 2014, donde pude con la Gracia de Dios, visitar nuevamente mi Patria, con la meta de ir principalmente a las fiestas religiosas de Caguach en Chiloé y de Ayquina en el Desierto de Atacama. Fue un viaje de 50 días visitando también a mi querida familia y amigos, uno de los viajes más extensos, recorriendo Quilpué, La Calera, Viña del Mar, Valparaíso y Santiago; de Concepción a Chiloé, por Penco, Lota, Angol, Chol Chol, Villarrica, Lago Llanquihue, Petrohué, Pto. Montt, Calbuco, Carelmapu y Chiloé; y de Copiapó a Iquique, por Caldera, Chañaral, Calama, Chiu Chiu, Ayquina, Antofagasta, Mejillones e Iquique. Fueron alrededor de 120 kms. a pie, 4 mil kms. en avión, 3 mil kms. en bus y 90 kms. de navegación entre las islas de Chiloé. Fue el increíble contraste de nuestra tierra, de paisajes sureños de bosques, ríos, volcanes, islas y mar; a encontrarme en unas horas con el desierto del norte entre quebradas, valles, oasis, montañas y volcanes.

Entre el 24 de diciembre de 2015 y el 25 de febrero de 2016, efectué Gracias a Dios otro extenso viaje. Por 15 días recorrí Chiloé, Pto. Montt, Pto. Varas, Petrohué, Osorno, Valdivia y Temuco, junto a mis dos más queridos familiares, mi madre Reina y mi hermana Lorena. Por Chiloé efectuámos una navegación entre Achao e isla Lingua, y una segunda entre Castro, islas Chelín y Quehui, hasta Dalcahue. Igualmente en Valdivia efectuámos las navegaciones a Corral e isla Mancera, y luego hacia Punucapa. A fines de enero recorrí Santiago y la zona del Valle Maipo, y los primeros 15 días de febrero el sector La Ligua, La Serena, Vallenar y Valle del Huasco Alto, para concluir con otras iglesias de Valparaíso.

Entre el 15 de diciembre de 2016 y el 15 de marzo de 2017, efectué otro viaje por mi Patria, que se extendió Gracias a Dios, al reencontrarme con mi amor de colegio, María Angélica Morales Valencia, con la cual resultó un serio compromiso matrimonial. 

Este extenso viaje se inicio por el 20 de diciembre de 2016 en busca de nuevas iglesias en Santiago, y las de Pirque y Maipú. Desde el día 26 al 4 de enero de 2017 logré recorrer Pto. Montt, Pto. Varas, Cochamó, y la Carretera Austral entre Caleta La Arena, Río Negro de Hornopirén y el Fiordo Comau hasta Chaitén. Desde aquí continué en un avión monomotor hasta Pto. Montt, tomando buenas vistas aéreas, como de la iglesia de la isla Queullín. La primera etapa de este viaje concluyó por Ancud y Dalcahue en Chiloé.

Entre el 4 y 21 de enero de 2017 el viaje fue a la zona más extrema austral de Chile, hacia Magallanes. En un excelente pero turbulento vuelo, la visual a los glaciares en los Campos de Hielo Patagónicos fue maravilloso. Pude obtener fotografías de todas las iglesias más antiguas de Pta. Arenas, y las de Pto. Natales y Porvenir; y asimismo logré visitar Fuerte Bulnes, Isla Magdalena y Pto. Williams en Isla Navarino. En éste último territorio Gracias a Dios, pude recorrer a pie más de 30 kms. por senderos juntos al Canal Beagle por bosques, ríos, cascadas y montañas; descubriendo en el borde costero las trincheras construidas durante la crisis limítrofe con Argentina de 1978.

La otra intención del viaje a Magallanes era visitar la iglesia antigua de Isla Dawson, y estando en Pto. Williams también ví la posibilidad de  un viaje a Isla Picton, donde se halla una capilla casi en ruinas construida por la Infantería de Marina durante la crisis de 1978. Ambas oportunidades fallidas debido al franco de verano en que se encuentran muchos marinos de la III Zona Naval.

Febrero y marzo de 2017 fueron de días intermitentes entre María Angélica, mi familia y las iglesias. Sin embargo, logré obtener fotografías de las iglesias ya visitadas y de una última antigua en Valparaíso. También obtuve de las iglesias de Villa Alemana, Putaendo y Cartagena. En esta etapa de viaje las más importantes obtenidas fueron en el ex Regimiento de Caballería de Quillota, con la visita a la antigua capilla jesuíta de la Hacienda San Isidro; y de la pequeña capilla de la Hacienda Illapel, en el sector La Colonia de esa ciudad, mientras visitaba a mi querido amigo Carlos Oyarzún Tapia y su familia.

Este viaje tuvo varios contratiempos y como siempre conté con el gran apoyo de mi querida madre Reina Cecilia.

La investigación continúa y he incluido en la lista las capillas de Isla Hornos y de la Base Naval Antártica "Capitán Arturo Prat". 

Las restantes iglesias a investigar son:
- otras iglesias de Chiloé
- la iglesia de Trumao
- la zona Valdivia - Panguipulli - San José de la Mariquina
- otras de Santiago
- otras del sector Los Andes - San Felipe
- zona San Fernando - Talca - Constitución - Curicó - Linares - Chillán
- zona Ovalle - Valle del Limarí - Valle del río Hurtado
- Salar de Atacama restantes
- Altiplano, entre la zona Arica - Iquique, que tiene la mayor concentración de iglesias antiguas del norte, como Codpa, Poconchile, Parinacota, Caquena, Cosapilla, Belén, Tignamar, Guallatire, Surire, Isluga, Cariquima, Chuzmiza, Pachica, Mocha, Tarapacá

WALTER EDUARDO FORAL LIEBSCH, julio de 2017